The Role of Ice in the Ocean

Part 3: Shrinking Ice: Impacts


Transcript

NARRATOR:

As Arctic ice continues to melt, it will cause ripple effects across the planet. When the polar regions warm, even just a degree, it disturbs atmospheric and oceanic patterns.

The patterns of the jet stream will be affected, which may lead to more extreme summer and winter weather events in Europe, Asia, and North America. Not only will our weather change, but sea level will rise too.

Sea ice melt itself does not cause sea levels to rise because the ice is already in the water. But the melting of ice on a land surface, like Greenland, does because new water is flowing into the ocean. In addition, as ocean water warms, it expands, which also raises sea level.

Warmer air temperatures will accelerate the melting of Greenland’s ice sheet, which contains enough ice to raise global sea levels by more than 20 feet.

Sea ice creates a unique ecosystem that supports millions of plants and animals, from krill and ice algae to cod and walruses. Both the topside and underside of the ice provide places for animals to hunt, hide, rest, mate, and give birth.

Without sea ice, arctic plants and animals must either adapt or migrate. If they can’t, they will go extinct.

If that isn’t enough, people who live in coastal communities within the Arctic Circle are also battling erosion along their coastlines.

Sea ice serves as a buffer against wave action. Without it, the wind blows across a larger region of open water, resulting in stronger winds and bigger waves that erode the shoreline.

These communities must relocate inland or their homes and land could be washed out to sea.

For ice in the Arctic, it’s a race against time. If humans do not change what we are doing to the global climate, the ice will continue to disappear and life as we know it will be altered. 

Transcripción

NARRADOR:

A medida que el hielo ártico continúe derritiéndose, provocará un efecto dominó en todo el planeta. Cuando las regiones polares se calientan, incluso sólo un grado, se perturban los patrones atmosféricos y oceánicos.

Los patrones de la corriente de chorro se verán afectados, lo que puede dar lugar a fenómenos meteorológicos de verano e invierno más extremos en Europa, Asia, y América del Norte. No sólo nuestro clima cambiará, sino que también el nivel del mar se elevará.

El derretimiento del hielo del mar en sí no causa el aumento en los niveles del océano debido a que el hielo ya está en el agua. Pero el hielo en una superficie terrestre, como en Groenlandia, sí lo ocasiona porque agua nueva fluye hacia el océano. Además, al calentarse el agua del océano se expande, lo que también aumenta el nivel del mar.

Las temperaturas cálidas del aire acelerarán el derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia, la cual contiene suficiente hielo para elevar el nivel del mar más de 6 metros.

El hielo marino crea un ecosistema único que alberga a millones de plantas y animales, desde krill y algas del hielo hasta bacalaos y morsas. Tanto la parte superior y como la parte inferior del hielo proporcionan un lugar a los animales para cazar, esconderse, descansar, aparearse y dar a luz.

Sin el hielo marino, las plantas y los animales del Ártico deberán adaptarse o migrar. Si no lo logran, se extinguirán.

Si eso no es suficiente, también las personas que viven en las comunidades costeras dentro del Círculo Polar Ártico de igual manera están luchando contra la erosión a lo largo de sus costas.

El hielo marino actúa como un amortiguador frente a la acción del oleaje. Sin éste, el viento sopla a través de una región más grande de aguas abiertas, lo que resulta en vientos más fuertes y grandes olas que erosionan la costa.

Estas comunidades deberán trasladarse tierra adentro o sus hogares y sus tierras podrán ser arrastrados hacia el mar.

Para el hielo en el Ártico es una carrera contra el tiempo. Si los seres humanos no cambiamos lo que estamos haciéndole al clima global, el hielo continuará desapareciendo y la vida como la conocemos, se verá alterada.